Desde que los buscadores se convirtieran a mediados de los años 90 en una de las herramientas más utilizadas alrededor del mundo por usuarios de internet, empresas de todo tipo han tratado de copar las primeras posiciones en los resultados para determinadas búsquedas alineadas con su negocio. 

Es obvio que puede convertirse en una gran ventaja frente a la competencia que una empresa aparezca en las primeras posiciones para una determinada palabra clave, sobre todo si estas encierran tras de sí una mayor o menor intención de compra. 

Las siglas

Lo primero que debemos atender para conocer por completo ambos conceptos y la diferencia entre SEO y SEM es descifrar lo que se esconde detrás de las siglas:

  • SEO: Search Engine Optimization. Cuya traducción literal más aproximada es optimización en motores de búsqueda. 
  • SEM: Search Engine Marketing. Puede traducirse como marketing en motores de búsqueda. 

Diferencia

Atendiendo únicamente a las siglas y su traducción no podemos encontrar ninguna diferencia notable entre ambos conceptos. Únicamente podemos descubrir que los dos tienen un mismo terreno común: Estar en los primeros resultados en los motores de búsqueda

Pero la diferencia más importante, y que marca el sentido de ambos conceptos, es que mientras que el SEM se centra en los resultados pagados que aparecen en la primera página, el SEO concentra únicamente aquellos resultados ordenados por el algoritmo de determinado buscador sin ser pagados. 

¿Cuál usar para un negocio?

Muchos negocios, por supuesto, tienen como objetivo estar en los primeros lugares de los buscadores para determinadas keywords. Por ejemplo, si alguien busca “pizzería en Madrid”, habrá un buen puñado de pizzerías que traten de ser los primeros.

Para poder lograrlo, existen los dos caminos ya comentados: Pagar a través de SEM, o intentar ser de los primeros puestos con posicionamiento SEO. Podemos diferenciar que el primero tiene un enfoque centrado en el corto plazo y aparece desde el primer día en que se realiza una determinada inversión. El segundo, por su parte, requiere crear una estrategia de contenido y optimización enfocada en el medio plazo. 

En teoría, lo recomendable es trabajar de forma paralela en ambas. Desde The Media Power podemos hacer un análisis de tu negocio y asesorarte y diseñar una estrategia para conseguir el resultado óptimo en tu negocio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *