Uno de los campos que más se ha desarrollado en el ámbito del marketing digital en los últimos años es el posicionamiento SEO. El premio de salir como la primera o una de las primeras opciones para una determinada búsqueda es altamente jugoso a nivel comercial para las empresas. Precisamente por esto han ido surgiendo a lo largo de los años estrategias de todo tipo para lograr tan ansiado premio. Pero hay un grupo de ellas que van un paso más allá de lo que Google, o el resto de buscadores, considera como adecuado. ¿Quieres descubrir qué es el SEO black hat y algunas de sus técnicas? Sigue leyendo.

Definición

La traducción literal es “sombrero negro” y hace referencia a todas aquellas técnicas que tienen como objetivo alterar los algoritmos y engañar a los buscadores online (Google, Yahoo, Bing…) para aparecer en las primeras posiciones para determinadas búsquedas. 

A pesar de que en la mayoría de las ocasiones estas se llevan a cabo por expertos de esta disciplina de forma consciente, hay veces en las que algunos usuarios llevan a cabo determinadas practicas que, sin saberlo, pueden perjudicar al posicionamiento de la web o incluso ser penalizadas por Google u otras plataformas. Lo cual nos lleva a recalcar la importancia de trabajar con una agencia especializada en marketing digital que sepa llevar a cabo todas las acciones. 

Ejemplos SEO black hat

Por esto último, te dejamos con algunas de esas acciones que pueden considerarse malas prácticas a ojos de los rastreadores:

  • Cloaking. Es una de las primeras, y consistía en mostrar a los buscadores una web diferente a la que veían los usuarios. 
  • Keyword stuffing. En desuso, consistía en saturar el contenido con determinada palabra clave. 
  • Contenido oculto. Colocar determinado contenido sólo visible para los rastreadores y que es invisible a vista de quien navegaba por la web. 
  • Contenido duplicado. Uno de los errores más comunes. Consiste en tener el mismo o muy similar texto que otra web. 
  • Compra de links. Los enlaces siguen siendo uno de los parámetros más importantes para el algoritmo de Google. A pesar de ello, es importante recordar que estos deben venir a nosotros de forma natural, pero no ser comprados. 

Consecuencias

Como es natural, todo este tipo de actividades son mal vistas a ojos de los buscadores. Y como suele ocurrir, pueden tomar de forma automática determinadas medidas como sanción por tratar de saltarse las normas que establecen intentando sacar provecho de ello. 

En los casos más leves, puede acarrear la pérdida de posiciones para una determinada url, pero en el peor de casos puede suponer una pérdida irrecuperable de posiciones globales, haciendo que la web se convierta prácticamente en inservible.

White y grey hat

Ya sabes qué es el black hat SEO, y si este es usado para identificar todas aquellas malas prácticas, los colores blanco y gris son usados para referirse a aquellas acciones buenas, y esas que se encuentran en un territorio intermedio respectivamente. 

En el caso de las blancas, son aquellas completamente inocentes y para nada perjudiciales, que no escapan a las recomendaciones dictadas por los buscadores. Nos encontramos en este grupo con la optimización de la web, redactar nuestro propio contenido optimizado, mejorar la velocidad de las webs… En un territorio intermedio, está el nivel gris, que ya acarrea cierto peligro. Muchas de ellas son acciones black suavizadas.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *