Uno de los retos a los que los departamentos de comunicación de las empresas actuales se enfrentan es ser capaces de llegar a su audiencia a través de las redes sociales. Lograrlo, por supuesto, no es ni mucho menos una cuestión de casualidad. Detrás de todas las empresas que triunfan en este ámbito se encuentra una estrategia y una planificación que determina el rumbo de la marca en cuanto al ámbito del social media

¿Qué es el social media plan?

Por lo tanto, si debemos hacer una descripción breve de lo que es un social media plan, podemos definirlo como el documento, o conjunto de ellos, que establecen la estrategia completa de una marca en las redes sociales

Como seguramente ya estás pensando, esto no es para nada fácil. De hecho. antes de poder elaborarlo debemos hacer un análisis concienzudo de la situación de la compañía, de sus competidores, del entorno, el público objetivo… 

6 (+1) pasos para alcanzar la gloria

Cada uno de ellos debe ser creado necesariamente de forma ad hoc para cada compañía, estableciendo desde los encargados de ejecutarlo hasta el presupuesto en forma de tiempo y monetaria que se le asignará. Por ello es muy recomendable que sea una agencia de marketing digital la encargada de llevarla a cabo. 

Para tratar de guiarte si estás tratando de hacerlo, te damos estos 6 importantes trucos para que tu social media plan sea perfecto. 

1- Analizar la situación actual. Antes de ponerse en marcha es necesario ser capaz de establecer del modo más fidedigno posible cuál es la situación de partida. Esto incluye absolutamente todos los aspectos que pueden afectar al devenir del plan. 

2- Establecer unos objetivos realistas, cuantificables, medibles y planeados en un período de tiempo determinado. Las metas propuestas deben poder cumplirse y no ser excesivamente optimistas, se deben poder medir con las herramientas de las que goza la compañía y la revisión de su cumplimiento debe estar establecida en un momento determinado. 

3- Unido al punto anterior, es necesario establecer KPIs relevantes para la compañía y que realmente reflejen el desempeño de la actividad. 

4- Especificar de la forma más concreta posible las acciones que se llevarán a cabo. Esto incluye las diferentes campañas que se llevarán a cabo, los tipos de mensaje, el tono, las redes que se usarán, la frecuencia de publicación…

5- Establecimiento del personal encargado y de las herramientas a utilizar. Es tan importante contar con personal cualificado que pueda acometer las tareas como tener los sistemas y programas que se requieran para cada actividad. 

6- Análisis de la información. Por último, en cuanto a un social media plan, de nada sirve acometer un montón de acciones si estas no son medidas con el objetivo de averiguar si se han cumplido los objetivos o no y, si en el caso de que no sea así, analizar por qué y tratar de establecer los cambios necesarios para futuras campañas. 

*Bonus track: Es recomendable establecer junto al plan una determinada forma de proceder o línea de actuación en caso de crisis o emergencia. A pesar de que pensemos que eso siempre le ocurre al resto, ninguna empresa está exenta de sufrir una crisis de reputación en las redes sociales. Recuerda que todo puede comenzar con un simple mal comentario que acabe por ser trending topic… 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *