fbpx

¿Tienes alguna duda? Te llamamos ahora

Una de las disciplinas que más han crecido en los últimos años dentro del marketing digital es el posicionamiento en los buscadores.

Supone una muy buena estrategia para las empresas poder ser encontrados en las primeras posiciones para determinadas palabras clave. Por ello, son muchas las que compiten por los primeros puestos, y son muchas las que tratan de conseguirlo sin desembolsar una gran cantidad de dinero. 

Pero, llegados a este punto, hay algo importante que debes saber: El SEO barato no funciona ni va a funcionar nunca. Te damos las cinco razones principales para ello. 

1. Hacer link building no es barato

Para incrementar la autoridad del dominio necesitas de buenos enlaces que apunten hacia tu web, y estos enlaces no son baratos. El link building sigue siendo una de las claves fundamentales a la hora de posicionar un proyecto en los buscadores. Cuantos más enlaces entrantes tiene una web, mayores serán las posibilidades de que se sitúe en los primeros lugares. 

2. Es obligatorio tener un experto SEO

Se necesita de un especialista SEO que preste atención diaria al proyecto y reporte los KPI correspondientes. Para ejecutar las principales tareas que conlleva, como la auditoría inicial, plantear los cambios en la web, diseñar una estrategia de contenido… se necesita de un experto en el ámbito del SEO que tenga experiencia y sea capaz de tomar decisiones óptimas para la web en cada momento. Además, y sobre todo en el caso de webs más complejas, es recomendable que un experto en desarrollo web sea el encargado de hacer los cambios en el sitio. Una de las razones más importantes para no hacer SEO barato.  

3. Un redactor con experiencia en creación de contenido SEO

Es recomendable tener un redactor especializado en creación de contenido enfocado al SEO. Del mismo modo que es necesario tener un especialista SEO, es altamente recomendable que se encargue de la redacción del contenido alguien que sea capaz de redactar contenido idóneo para ser posicionado. Para ello, debe controlar algunos puntos clave como la densidad de la keyword en el texto, la inclusión de palabras clave relacionadas y sinónimos o los títulos H que se necesitan, entre otros muchos factores. 

4. Las mejores herramientas no son gratuitas

Hay que usar varias herramientas específicas que tienen un coste mensual. Si bien es necesario tener un equipo que sea capaz de trabajar mirando en una única dirección, también estos deben contar con algunas herramientas y aplicaciones que permitan hacer un seguimiento centrado en kpis fundamentales de la web propia y de la competencia. Y estas, por supuesto, no son gratuitas, sino que suelen requerir de una suscripción anual y mensual. Algunas de las más populares son Ahrefs, SEMrush, Moz, ScreamingFrog o Majestic. 

5. Hay que plantear objetivos a medio y largo plazo

Las estrategias SEO deben ser planteadas y ejecutadas con la mirada puesta en el medio o largo plazo. De hecho, no es realista tratar de obtener grandes resultados antes de que pasen los seis primeros meses desde que se empieza con un proyecto desde cero. Como consecuencia lógica, no se puede esperar recuperar la inversión realizada a corto plazo. 

Hacer SEO barato puede ser contraproducente

Ahorrarse un dinero con una estrategia barata puede que incluso no sólo no sea positivo, sino que sea negativo para el posicionamiento en los buscadores. Por ejemplo, puede ser perjudicial publicar contenido duplicado o que no siga los parámetros que tiene Google. También si los enlaces se consiguen de un modo no natural o provienen de webs tóxicas, y en ambos casos el algoritmo de Google puede ejecutar una sanción sobre el dominio.