Adwords, su antecesor

A poco que conozcas mínimamente el mundo de la publicidad y el marketing digital, te sonará el término que tratamos en esta entrada. Si bien es más posible que te suene por su nombre anterior, Adwords, término que dejó paso al nuevo hace un par de años. Aunque el nuevo nombre, a pesar de ser más sencillo, aún no ha sido completamente acogido por un mercado en el que muchas empresas siguen refiriéndose a la plataforma con el título anterior. 

¿En qué consiste exactamente?

Para saber qué es Google Ads exactamente debemos partir de su principal utilidad: publicar anuncios en el buscador y la red de webs asociadas a la compañía de la gran g. Por lo tanto, podemos decir que se trata de la plataforma propia de Google para publicar anuncios en el buscador o en las páginas asociadas a la misma para los anunciantes o agencias encargadas de publicar determinados productos, servicios o marcas. 

De hecho es el mayor sistema para publicar anuncios de todo el mundo pero, a pesar de ello, es tan accesible que cualquier empresa del mundo, independientemente de su tamaño o de lo que venda, puede anunciarse en él. 

 

Cómo usar Google Ads

De hecho, empezar a usarlo, y gracias a las facilidades que nos brinda Google es de lo más sencillo del mundo. Basta con crear una cuenta usando un correo Gmail, elegir entre una versión más sencilla o una más compleja e introducir una forma de pago. Tras estos tres sencillos pasos ya sólo nos quedaría empezar a anunciarse por determinadas palabras clave. 

Esto, por supuesto, parece sencillo. Y realmente lo es. Pero lo verdaderamente complejo es ser capaces de conseguir buenas cifras de clicks en nuestros anuncios y, para ello, lo idóneo es contratar una agencia de marketing digital que sea capaz de maximizar el presupuesto que tengan los anunciantes y conseguir los mejores resultados posibles. 

Mil y una opciones

Saber qué es Google Ads es sólo el principio. A partir de ello, debemos ser capaces de elegir entre un buen puñado de opciones que nos permiten segmentar al público e impactar a los usuarios más acordes a nuestra empresa. Aquí tienes algunas de las opciones que nos da: 

  • Estrategia de pujas. Uno de los primeros pasos, y de los más importantes, es decidir cómo se llevará a cabo la puja para las palabras clave. Entre las opciones más populares están maximizar clics, maximizar adquisiciones, coste por adquisición objetivo o coste por click manual. 
  • Display, búsqueda, vídeo, app o shopping. Lo que en un principio se limitaba a salir entre los resultados del buscador y como display en las páginas asociadas ha pasado a ser un ecosistema al que se han añadido las opciones de vídeo de YouTube, las aplicaciones de Play Store y productos de Google Shopping. 
  • Palabras clave. Podemos segmentar para qué palabras clave saltará nuestra publicidad en el buscador, pero también por cuáles no nos interesa con un enorme abanico de posibilidades en ambos casos. 
  • Remarketing. Aparecer como anuncio para aquellos usuarios que ya han visitado la página web es una de las estrategias más útiles y que mejor funcionan en la actualidad. Para ello debemos cruzar la información con Analytics, aunque es un proceso algo complejo y que recomendamos que realice una agencia especializada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *